Destacados Farándula — 05 septiembre 2013

Cuando alguien le pregunta cómo se define, ella responde “guerrera”. El espíritu indómito y emprendedor de Catrina Tala rige a esta bloguera, directora, productora y presentadora de televisión; y no es casual, lo lleva en la sangre. Sus abuelos y bisabuelos huyeron de Siria por la guerra y se afincaron en Chile.

“A mis 32 años puedo decir que he vivido la vida con intensidad”. Su vocación siempre fue escribir. Y su sueño, llegar a la Franja de Gaza. “Antes de conocer al padre de mis hijos, apliqué para una beca en Israel”. Enamorada, Catrina dejó todo lo que tenía en Lima y se estableció en Ecuador. Y no se arrepiente. “Mi ex (Jorge Torbay) es una persona maravillosa. Para ser mamá de nuevo (ríe) tendría que conocer a alguien como él. Jorge me dio mis dos mayores alegrías”.

Radicada en Guayaquil, en 2006, ella y Alfredo Pinoargote Jr. insistieron en el proyecto Panorama Internacional que se mantiene hasta hoy. En esa época, Luis Cucalón, exdirectivo del Canal del Cerro, le sugirió ser productora; así concibió En contacto. El “bebé” cumplió seis años, y en el proceso han pasado figuras como Doménica Mena, Roberto Angelelli, Fabrizzio Ferretti y Richard Barker.

Catrina sostiene que los programas no lo hacen las caras, sino las cabezas. “Cada persona tiene derecho a elegir su futuro y decide cómo se va o se queda de un lugar. No soy quién para juzgar, pero hay personas con las que preferiría no volver a laborar. El éxito de En contacto es en gran medida es por la armonía y el compañerismo que proyectamos”.

Como líder de un equipo guía y orienta, pero no persigue a sus talentos como una mamá policía. Antes de Así pasa mantuvo varias reuniones con Efraín Ruales en las que preparó al actor para lo que tendría que enfrentar como protagonista del seriado; y le habló de la madurez que se requiere porque “no hay nada más efímero que el modelado y la televisión”.

Entonces, ¿cómo dejar huella? “Hay que ser auténtico”, afirma. “María Teresa Guerrero tiene esa cualidad, tú la ves y sonríes, no te transmite nada negativo. Michela tiene un ángel similar. Me manejo por ‘feeling’ y casi nunca fallo”.

Confiesa haber alzado la voz varias veces para imponer sus razones, “nunca falta un desubicado”. Pero aunque se considera una mujer de carácter fuerte, no cree ser dura. “Las cosas no fueron fáciles para mí, no se dieron rápido, todo tomó su tiempo”.

Atrás de esa coraza, dicen sus allegados, se esconde una mujer apasionada, emocional y sensible.

FUENTE: ECUAVISA

Share

About Author

fullec

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>